REGIS PRO. es

....Contenidos útiles para la práctica registral.....Edita: Joaquín Delgado (Registrador de la Propiedad. Notario)

TITULAR:

El nuevo director general también “reinstaura” el acta de notoriedad “facilona” derogada por el nuevo art 205 LH.

Contenido:

* El anterior Director General, Sr Gómez Gálligo

aún considerando que el articulo 298 RH y todo el titulo VI del RH están tácitamente derogados por la Ley 13/2015, acabó reviviendo el acta de notoriedad prevista en dicho articulo y no contemplada en el nuevo art 205 LH.  (ver reseña y comentario crítico).

Recuérdese que reiteradamente proclamó que “tal hipotética admisión no podrá ya ampararse en la concreta redacción del articulo 298 del Reglamento Hipotecario, pues cuando la disposición derogatoria única de la Ley 13/2015, de 24 de junio, dispone que “quedan derogadas cuantas normas se opongan a lo previsto en la presente Ley”, ha de interpretarse que deben entenderse tácitamente derogados todos los artículos del Título VI del Reglamento Hipotecario, los cuales fueron dictados en ejecución del anterior Título VI de la Ley Hipotecaria, pues la nueva redacción legal es en sí misma suficientemente detallada, y basada en principios inspiradores totalmente diferentes de los que dieron cobertura en su día a los artículos reglamentarios que, ahora, por ello, han de entenderse íntegramente derogados a partir del 1 de noviembre de 2015.”

 

 

* El nuevo Director General, Sr. Garrido Chamorro,

también admite el acta de notoriedad porque incluso considera plenamente vigente el articulo 298 RH. En efecto, en la R. de 8-10-2018 (BOE  30-10-2018) dice que “Dentro del conjunto de medios de inmatriculación, el artículo 205 de la Ley Hipotecaria permite la inmatriculación de fincas mediante el título público de adquisición, que podrá ser complementado, en su caso, por acta de notoriedad notarial cuando no se acredite de modo fehaciente el título adquisitivo del transmitente o enajenante con la antigüedad de un año (ex artículo 298 del Reglamento Hipotecario).”

Y añade que “El artículo 298 del Reglamento Hipotecario no ha sido objeto de modificación, hasta la fecha, como no lo ha sido el Reglamento Notarial, si bien ambos han de interpretarse, como toda norma reglamentaria, con supeditación a la ley a la que desarrolla.”

Y concluye que ese acta de notoriedad “revivida” está sujeta a competencia territorial del notario, afirmando que “no puede considerarse el acta complementaria del título público, regulado éste último en el artículo 205 de la Ley Hipotecaria, una excepción a la exigencia de competencia territorial notarial, en el conjunto de las actas notariales contempladas en el contexto de la coordinación de la realidad extrarregistral con el contenido del Registro -facilitando a su vez su coordinación con el Catastro-.”

 

* COMENTARIO CRITICO (JDR):

 

A nuestro juicio, este empeño de la DGRN por la reviviscencia forzada del acta de notoriedad (que sí estaba contemplada el anterior art 205 LH pero ha sido expresamente suprimida en el nuevo 205 LH), es contraria a derecho, y viene a evidenciar de qué modo se completa un curioso recorrido circular en el que, aún cuando la nueva ley exige doble título traslativo (y no admite que un acta de notoriedad supla a uno de ellos), finalmente la pretensión del notariado de seguir inmatriculando con las menores garantías posibles  consigue desactivar la reforma legal y dejar las cosas tal como estaban: que un 205 facilón, como siempre, arrincone y deje sin uso práctico al expediente de dominio que es más garantista.

REGIS PRO. es © 2014