REGIS PRO. es

....Contenidos útiles para la práctica registral.....Edita: Joaquín Delgado (Registrador de la Propiedad. Notario)

TITULAR:

RDGRN 18-12-2018: Los esforzados esfuerzos por negar la inscribibilidad del documento notarial extranjero.

Contenido:

Indice destacado:

* Reseña crítica de la Resolución de 18 de diciembre de 2018, de la Dirección General de los Registros y del Notariado, en el recurso interpuesto contra la calificacion negativa del registrador de la propiedad de Mijas n.º 3

RESEÑA CRÍTICA:

 

Según la normativa española y comunitaria, los documentos notariales extranjeros pueden ser inscribibles en España si cumplen ciertos requisitos

Según la DGRN, no pueden serlo nunca.

 

En la curiosa resolución de 18 de diciembre de 2018, de la Dirección General de los Registros y del Notariado, en el recurso interpuesto contra la negativa del registrador de la propiedad de Mijas n.º 3 (BOE 28-1-2019) la DGRN proclama cosas sorprendentes por contradictorias.

 

* La DGRN afirma una misma cosa (UNA DE CAL), y también su contraria. (OTRA DE ARENA)

 

 

* 1.- SOBRE SI UN DOCUMENTO PUBLICO EXTRANJERO PUEDE SER INSCRIBIBLE EN EL REGISTRO ESPAÑOL

 

* UNA DE CAL: Los documentos extranjeros son inscribibles en España si cumplen ciertos requisitos

Dice la DGRN que ella misma “tiene establecida una dilatada doctrina relativa a la idoneidad de los documentos otorgados en el extranjero para producir una modificación del contenido del Registro español.”

Y que “Esta doctrina se fundamenta en que, como exige el artículo 4 de la Ley Hipotecaria, “también se inscribirán los títulos otorgados en país extranjero que tengan fuerza en España””

Y que para ello “el documento extranjero sólo es equivalente al documento español si concurren en su otorgamiento aquellos elementos estructurales que dan fuerza al documento público español: que sea autorizado por quien tenga atribuida en su país la competencia de otorgar fe pública y que el autorizante de fe, garantice, la identificación del otorgante así como su capacidad para el acto o negocio que contenga (vid. los artículos 56 –respecto de la «ejecución de documentos públicos extranjeros»– y 60 – «inscripción de documentos públicos extranjeros»– de la Ley 29/2015, de 30 de julio, de cooperación jurídica internacional en materia civil).

Añade que “el artículo 60 de la Ley de cooperación jurídica internacional tiene un ámbito de aplicación específico, que es el de la inscripción en los registros públicos españoles afirmando que «los documentos públicos extranjeros extrajudiciales podrán ser inscritos en los registros públicos españoles si cumplen los requisitos establecidos en la legislación específica aplicable y siempre que la autoridad extranjera haya intervenido en la confección del documento desarrollando funciones equivalentes a las que desempeñan las autoridades españolas en la materia de que se trate y surta los mismos o más próximos efectos en el país de origen» (vid., también, la disposición adicional tercera de la Ley 15/2015, aplicable a la inscripción en los registros públicos de documentos públicos extranjeros de jurisdicción voluntaria).

 

* OTRA DE ARENA: Según la DGRN los documentos extranjeros NUNCA son inscribibles en España por la razón de que “la autoridad extranjera no está bajo la dependencia o sujeción de ningún otro Estado que no sea el suyo”.

A pesar de que una escritura de compraventa ante notario extranjero  cumpla todos los requisitos indicados:

.- que “tenga fuerza en España

.- que, “sea autorizado por quien tenga atribuida en su país la competencia de otorgar fe pública y que el autorizante de fe, garantice, la identificación del otorgante así como su capacidad para el acto o negocio que contenga”

.- “que la autoridad extranjera haya intervenido en la confección del documento desarrollando funciones equivalentes a las que desempeñan las autoridades españolas en la materia de que se trate”

.- y que “surta los mismos o más próximos efectos en el país de origen”

 

… la DGRN se inventa después un requisito añadido para negar la inscribibilidad en España del documento extranjero. Requisito que, además de inventado resulta imposible de cumplir, conforme al cual ningún documento autorizado por notario extranjero sería nunca inscribible en España, precisamente por ser documento extranjero, y obviamente “no estar la autoridad extranjera bajo la dependencia o sujeción de ningún otro Estado que no sea el suyo”. (Pura perogrullada)

Asi dice la DGRN que “dicho documento extranjero no será equivalente a la escritura de compraventa exigida por el Derecho español para la inscripción de la adquisición en el Registro si el notario extranjero no puede llevar a cabo el mismo control que realiza un notario español, al no estar la autoridad extranjera bajo la dependencia o sujeción de ningún otro Estado que no sea el suyo ni serle tampoco exigible el conocimiento ni la aplicación cabal de un ordenamiento jurídico foráneo, ajeno a su competencia. “

 

* 2.- SOBRE LA DIFERENCIA ENTRE EL JUICIO DE EQUIVALENCIA Y EL JUICIO DE SUFICIENCIA

 

* UNA DE CAL:  Dice que DG que “ha puesto de relieve este Centro Directivo que este juicio de equivalencia no es lo mismo que el juicio de suficiencia del artículo 98 de la Ley 24/2001”

 

* OTRA DE ARENA: Da igual que sean cosas distintas, porque según la DG “cuando se realiza expresamente éste para el acto o negocio que se autoriza implica cabalmente aquél.”

 

 

* 3.- SOBRE SI EL REGISTRADOR PUEDE CALIFICAR Y DISENTIR MOTIVADAMENTE DEL JUICIO DE EQUIVALENCIA DEL NOTARIO

 

* UNA DE CAL: Dice la DG que “el registrador puede en su calificación disentir de la equivalencia apreciada por el notario”

 

* OTRA DE ARENA: Tambien dice la DG que da igual que disienta o no, y de que motive o no tal disenso, porque según la DGRN “sobre este punto no puede prevalecer una interpretación de dicha ley realizada por el registrador que difiera de la que haya realizado el notario”

 

* 4.- SOBRE COMO HA DE MOTIVAR SUS JUICIOS EL NOTARIO Y EL REGISTRADOR

 

* UNA DE CAL: el registrador

Además, cuando el registrador motiva su criterio “no basta la cita aislada de una ley sueca, y mucho menos la respuesta a una consulta formulada al Colegio de Registradores de la Propiedad Mercantiles y de Bienes Muebles de España”

* OTRA DE ARENA: El notario.

En cambio, para el notario, no sólo no hace falta que motive por qué emite juicio de equivalencia, ni que cite ley alguna, ni dictamen alguno, sino que  por no hacer falta, ni siquiera hace falta que emita juicio de equivalencia, pues, según la DGRN, hay que interpretar que va implícito en el juicio de suficiencia, pese a ser algo totalmente distinto.

 

* 5.- SOBRE SI HAY RAZONES PARA RESTRINGIR LA LIBERTAD DE ESTABLECIMIENTO DE NOTARIOS EXTRANJEROS Y SOBRE SI LAS HAY TAMBIEN PARA RESTRINGIR LA INSCRIBIBILIDAD DE LOS DOCUMENTOS NOTARIALES EXTRANJEROS

 

* UNA DE CAL: La Jurisprudencia admite restringir la libertad de establecimiento de los notarios:

Dice la DGRN que “el Tribunal de Justicia ya declaró, en relación con la libertad de establecimiento, que la circunstancia de que las actividades notariales persigan fines de interés general tendentes, en particular, a garantizar la legalidad y la seguridad jurídica de los actos celebrados entre particulares constituye una razón imperiosa de carácter general que permite justificar posibles restricciones del artículo 49 TFUE derivadas de las particularidades que caracterizan la actividad notarial, tales como la organización de los notarios a través de los procedimientos de selección que les resultan aplicables, la limitación de su número o de sus competencias territoriales, o incluso su régimen de remuneración, de independencia, de incompatibilidad o de inamovilidad, siempre que sean adecuadas para la consecución de dichos objetivos y necesarias para ello “

* OTRA DE ARENA: Según la DGRN dicha jurisprudencia sirve también para justificar no sólo restringir, sino negar de raíz, la inscribibilidad en España de documentos notariales extranjeros.

 

* 6.- SOBRE SI HAY QUE SER MENOS RIGUROSO AL CALIFICAR LOS DOCUMENTOS EXTRANJEROS QUE PLASMAN CONSENTIMIENTOS UNILATERALES QUE SI PLASMAN CONSENTIMIENTOS BILATERALES.

 

* UNA DE CAL: Dice la DGRN que “Respecto de los documentos directamente inscribibles está justificada la aplicación de criterios rigurosos a la hora de apreciar si en el documento público extranjero de compraventa de inmueble sito en España que ha sido autorizado por fedatario extranjero éste ha realizado funciones sustancialmente equivalentes a las que desarrolla un notario español”

 

* OTRA DE ARENA: En cambio, según la DGRN “Respecto de los poderes de representación documentados en el extranjero no existen esas mismas razones” para aplicar criterios rigurosos.

 

Y la DG no tiene ningún reparo en proclamar que el motivo principal por el que según la DGRN no deben aplicarse criterios rigurosos en los poderes extranjeros  es  la “necesidad de facilitar la circulación de los mismos –precisamente para permitir con mayor agilidad el otorgamiento en España de la escritura de compraventa” (sic).

 

* Comentario final:

 

Lo primero que aprende cualquier estudiante de derecho civil es que, según nuestro Código “El consentimiento se manifiesta por el concurso de la oferta y de la aceptación sobre la cosa y la causa que han de constituir el contrato.”

Pues bien, lo último que hoy aprendemos los juristas es que, según nuestra DGRN, el consentimiento de quien ofrece vender puede estar formalizado en documento notarial extranjero, (que ha de ser calificado de modo poco riguroso), y el consentimiento de quien acepta comprar puede constar en otro documento notarial extranjero, (que tambien debe ser calificado de modo poco riguroso), pero si ambos consentimientos tuvieran la mala fortuna de estar formalizados en un mismo documento notarial extranjero de compra-venta, ese documento notarial extranjero ha de ser calificado de modo muy, muy riguroso.

Tan riguroso que no será inscribible en España, sino que lo que procede es otorgar una nueva escritura de compraventa, pero esta vez ante notario español, y todo porque el notario extranjero “no está bajo la dependencia o sujeción de ningún otro Estado que no sea el suyo”.

(Sobran más comentarios).

 

 

REGIS PRO. es © 2014