REGISPRO. es >>> RegistroElectronico.es

Contenidos útiles para la práctica registral._______Edita: Joaquín Delgado (Registrador de la Propiedad y Notario)

TITULAR:

J. DELGADO: ¿Cuál es jurídicamente el momento exacto de entrada de los títulos en el registro que determina la prioridad entre ellos?

Contenido:

* INTRODUCCIÓN. CUESTION QUE SE PLANTEA:

El 248 LH dice que “Los asientos de presentación se extenderán por el orden de recepción en el libro de entrada de los respectivos títulos en el Registro.”

Pero la cuestión que se plantea es:  ¿cuál es legalmente el momento exacto de recepción de cada titulo determinante de la prioridad registral respecto de otros títulos contradictorios? 

La cuestión se agrava al no permitir una sóla vía de entrada, sino varias:

.- entrega presencial por el interesado

.- entrega presencial por correo o mensajería con acuse de recibo,

.- entrega presencial por correo o mensajería sin acuse de recibo,

.- entrada electrónica en la sede.registradores.org

.- entrada por fax (residual, pero todavía admisible excepcionalmente)

 

El mismo artículo 248 nos dice a continuación que “El registrador extenderá el asiento de presentación (entiendo que es un lapsus del legislador, y que en realidad se refiere al de entrada) de los títulos que reciba por correo postal certificado o servicios análogos de mensajería en el momento en que sean entregados; si se tratase de correo postal ordinario sin entrega acreditada, se extenderá al final del día, consignando en todo caso como presentante al remitente del documento.”

Y añade que ” Se expedirá al presentante un recibo para cada documento presentado, en el que se expresará la clase de título recibido, el día y hora de su presentación y, si procede, los datos registrales”

 

* INTERPRETACIÓN QUE SE PROPONE:

Legalmente no se habla del momento o del orden de  “recepción … de los respectivos títulos en el Registro”  sino de “recepción en el libro de entrada de los respectivos títulos en el Registro.”

Por tanto jurídicamente la hora exacta de entrada de cada documento NO es la de su entrada física en oficina, sino la de su entrada informática en el sistema, es decir, el momento de la práctica del asiento electrónico de entrada del documento, que será:

* a.- En las entradas telemáticas:

la hora que conste automáticamente en el sistema, el cual ya genera automáticamente el acuse de recibo, según el propio art 252.

 

* b.- En las entregas presenciales en ventanilla

(incluyendo las de mensajería con acuse de recibo, que deben guardar cola y “no colarse” a los que ya estén haciendo cola antes de llegar el mensajero o empleado de correos),

Será la hora que resulte del sistema al terminar de redactar el asiento de entrada.

Pienso que no se debe dar recibo de entrada antes de ese momento. Si el cartero, mensajero o presentante tiene prisa e insiste en “soltar” el paquete e irse sin esperar a que le toque su turno NO se le debe dar recibo alguno.

Además, aunque se espere a que le toque su turno en la cola, si un presentante, cartero o un mensajero traen un paquete con varias escrituras, el recibo debe ser legalmente “para cada una”, y por tanto no se puede dar antes de abrir el paquete y examinar y asentar cada una. (Esto puede generar quejas en el mostrador por la urgencia e impaciencia de los presentantes,  pero debemos imponer este criterio, que es el que resulta de la ley, como hace y haría cualquier registro de entrada de cualquier organismo público).

O sea, que no damos recibo del hecho y hora de  la recepción de “bultos” o “paquetes” o “documentos”, sino recibos-justificantes del hecho de la práctica de los asientos de entrada electrónicos que motiven.

Incluso tendríamos completo amparo legal para retrasar la entrega del recibo hasta que terminemos de digitalizar y vincular el documento en papel según el art 252.1 (como hace y haria el registro de entrada de cualquier oficina de la administración, o como hace el sistema telemático de presentación, que no asigna hora de entrada ni da por terminado el proceso informático de entrada  hasta que se terminen de adjuntar digitalizados los documentos que se pretenden presentar)

 

* c.- En las entradas por fax:

Como dice el art 252 LH “los documentos solamente podrán presentarse por telefax en caso justificado de imposibilidad técnica para ser presentados electrónicamente y se asentarán en el Diario de conformidad con la regla general a excepción de los que se reciban fuera de las horas de oficina que se asentarán en el día hábil siguiente, en el momento de la apertura del Diario y tras todos los presentados electrónicamente conforme a la regla 2.ª del apartado anterior, y atendiendo al orden riguroso de recepción por telefax.”

 

Debe destacarse que no basta la “alegación” de imposibilidad técnica de presentacion electrónica, sino que se exige “justificacion” de tal imposibilidad.  Entiendo que cuando se alegue pero no se justifique  sí se debe practicar asiento de entrada, y en su caso, de presentación, pero éste  caducará, además de en los casos previstos en el articulo 252.3,  si en el plazo de diez días habiles  no se presenta la acreditación de la imposibilidad inicialmente alegada.

 

De nuevo, la hora exacta que determina la prioridad del documento presentado por fax respecto de otros documentos NO es la hora de recepcion física del fax, sino la de la práctica del asiento de entrada electrónico, que debe ser lo más inmediata posible a aquélla, pero nunca podrá ser absolutamente simultánea.

El fax “se cuela” a todos los presentantes presenciales que estén haciendo cola mientras llega el fax (salvo aquél que esté siendo atendido en ese preciso instante)

Y a su vez,  las telemáticas, además de “colarse” a los que estén físicamente haciendo cola en ventanilla,  si  accedan al sistema en el tiempo (breve) que transcurra entre la recepción física del fax y la práctica de su asiento electrónico de entrada, también  inevitablemente, “se cuelan” al fax.

Son riesgos que corre el que no utilice la presentación electrónica, que es la fomentada por la ley, y la privilegiada.

 

 

* d.- En la entregas por correo ordinario sin acuse de recibo

Se abra cuando se abra el paquete o sobre, pondremos como hora de entrada las 17:00, despues de todo lo que haya entrado por las demás vías ya citadas.  Y entiendo que no hay que enviar recibo, pero sí generarlo y ponerlo a disposición del interesado que lo solicite. (la ley dice “expedir” el recibo, pero no dice “remitir”)

*

e.- Común a todos los supuestos anteriores:

Una vez que se haya practicado el asiento electronico de entrada de cada documento, se procederá (cuando haya tiempo libre sin tener que atender nuevas entradas) a redactar y practicar o denegar, (y notificar) según proceda, el asiento de presentacion en el libro diario, “por el orden de recepción en el libro de entrada de los respectivos títulos en el Registro”. Todos esos asientos de presentacion tendrán fecha del mismo día que el asiento de entrada, y expresarán la hora de cada asiento de entrada  respetando su orden relativo.

* f.- Entradas electrónicas  después de las 17:00 horas.

Irá teniendo su propia entrada provisional automática, que en su caso se convertirá en definitiva al día siguiente antes de la apertura del diario.

* g.- Entradas por fax despues de las 17:00 horas

“se asentarán (en el libro de entrada, y en su caso, en el libro diario) en el día hábil siguiente, en el momento de la apertura del Diario y tras todos los presentados electrónicamente … y atendiendo al orden riguroso de recepción por telefax” como dice el art 252.3

 

* CONCLUSIÓN FINAL: 

Todo lo expuesto y razonado, en el fondo equivale a interpretar que en el nuevo registro electrónico implantado por la ley 11/2023 sólo existe en realidad una vía de entrada de titulos al registro, que es la electrónica, la cual puede utilizar por sí solo el interesado en la sede.registradores.org, o acudiendo a la oficina registral o enviando los documentos para solicitar que la entrada electrónica la efectue a su instancia el personal del registro.  Pero sea como sea, en el nuevo registro electrónico,  es la fecha del asiento de entrada electrónico, y no otra cosa,  lo que determinará jurídicamente la prioridad relativa de los títulos entre sí.

Y así ocurre modernamente en cualquier registro de entrada de cualquier administración pública.

 

REGIS PRO. es © 2014