REGISPRO. es >>> RegistroElectronico.es

Contenidos útiles para la práctica registral._______Edita: Joaquín Delgado (Registrador de la Propiedad y Notario)

TITULAR:

DGSJFP: Resolucion de 3-5-2024 de consulta: “el soporte electrónico es el soporte único de toda actuación registral”. Hacer una “copia impresa de los asientos electrónicos” no está permitida, no tendría efectos jurídicos y podría ocasionar responsabilidades por la ley de protección de datos.

Contenido:

* INTRODUCCION:

77 registradores consultan a la DGSJFP  “para que se determine la forma de proceder para poder dar cumplimiento al imperativo mandato legal recogido en los nuevos artículos 239 in fine y 241 de la LH y poder garantizar la prestación del servicio público registral en los términos legalmente impuestos en dichos preceptos”.

Los consultantes  concluyen, mediante una supuesta interpretación de los artículos 239 in fine y 241 de la Ley Hipotecaria, en la necesidad de tener “en la oficina y bajo su custodia, adicional y complementariamente, una copia en formato no electrónico firmada por el registrador del historial registral de los asientos electrónicos para estos exclusivos efectos y finalidad de poder garantizar el servicio público registral en el supuesto del artículo 241 LH-así como para la del artículo 239 LH […] para la restauración de los asientos electrónicos”.”

 

La DG contesta diciendo que “no resulta asumible la interpretación que pretenden los consultantes, porque contraría la propia dicción literal del texto, y sus antecedentes legislativos, así como no mantendría la sistemática con el resto del articulado de la Ley Hipotecaria en que se suprime el formato papel, de manera que lo que plantean los consultantes no se trataría de una interpretación sino de una pretensión de modificación de la norma”

*

TEXTO COMPLETO DE LA RESOLUCION:

Descarga del fichero (PDF, 594KB)

 

* EXTRACTO DE ALGUNOS DE SUS FUNDAMENTOS JURÍDICOS:

a) Que con la entrada en vigor de la ley se produce el cierre registral de los folios reales incorporados a los folios físicos. Cualquier asiento registral que se practique en el libro físico carecerá de fe pública. La ley es clara: “Sólo los asientos extendidos conforme a lo dispuesto en este artículo producirán los efectos que les atribuyen las leyes” y “Los archivos digitalizados, los documentos y libros físicos anteriores a la implantación del folio real en formato electrónico forman parte del archivo del Registro y seguirán produciendo plenos efectos jurídicos”.

Se produce de modo automático, con la entrada en vigor de la ley, un tránsito de la fe pública desde el soporte físico, del que le dota el papel, al soporte electrónico.

b) Que por ello no podrá realizarse en los libros de inscripciones ningún asiento no previsto en la ley, pues carecería de efectos jurídicos.

 (…)

cuando hay dificultades que impidan que el registrador pueda extender el asiento en el folio registral, no por ello se utilizan las máquinas de escribir, o se procede a recuperar los asientos extendidos de modo manual, sino que la solución comúnmente aceptada por esta Dirección General es inhabilitar el registro por el tiempo necesario hasta que cese la avería. Entendemos, que éste debe seguir siendo el sistema en caso de avería prolongada, la inhabilitación del registro, por lo que el artículo 241, sólo debiera garantizar el principio de prioridad registral, clave del sistema; y sólo a estos asientos, que se practican en el Libro Diario, debe entenderse que se refiere el artículo citado.”

 

En cuanto al modo de operar en aquellos casos en los que se dé el supuesto previsto en el art 241, esto es “cuando concurra causa técnica justificada que impida al registrador durante más de seis horas acceder al sistema informático podrán realizarse las operaciones registrales imprescindibles de forma manual y en soporte papel, que será llevado en el plazo más breve posible a soporte electrónico”, partiendo de que, como se ha indicado anteriormente, por operaciones registrales imprescindibles deben entenderse de manera exclusiva las encaminadas a salvaguardar la prioridad, es decir, los asientos de presentación, la registradora o registrador debe procederse a solicitar con carácter urgente a la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública la inhabilitación del registro a efectos de entrada de documentos y emisión de publicidad, así como comunicar esta solicitud al CORPME. En tanto se acuerde la inhabilitación por el centro directivo, se procederá a incorporar en folios correlativos de papel DIN A4, de modo mecánico o manuscrito, debidamente numerados y sellados, la relación de los documentos que pretenden acceder al registro señalándose la hora de su acceso, siendo dichos folios autenticados mediante la firma manuscrita del registrador. Una vez restablecido el sistema y trasladados los asientos a soporte electrónico, se archivarán los folios en el legajo electrónico, procediéndose a la destrucción del soporte físico.

 

“… desde el punto de vista de protección de datos, la mera impresión de asientos supondría un tratamiento de datos personales no habilitado y potencialmente sujeto al régimen sancionador que se establece en el Título IX de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales y, por lo tanto, debiera evitarse.”

 

* PARTE DISPOSITIVA:

“ACUERDA

1.- De los artículos 238 a 241 de la Ley Hipotecaria, así como del resto de normativa concordante, en su redacción dada por la Ley 11/2023, de 8 de mayo, resulta que el soporte electrónico es el soporte único de toda actuación registral a partir de la entrada en vigor de la reforma de la Ley Hipotecaria el 9 de mayo de 2024, salvo los casos previstos en el artículo 241, párrafo segundo (“Cuando concurra causa técnica justificada que impida al registrador durante más de seis horas acceder al sistema informático podrán realizarse las operaciones registrales imprescindibles de forma manual y en soporte papel, que será llevado en el plazo más breve posible a soporte electrónico”), en que se permite el uso del soporte papel de manera temporal para las operaciones registrales imprescindibles y que deberán llevarse en el plazo más breve posible a soporte electrónico. A este respecto, en relación con el artículo 241, párrafo segundo, de la Ley Hipotecaria, por operaciones registrales imprescindibles deben entenderse de manera exclusiva las encaminadas a salvaguardar la prioridad, es decir, los asientos de presentación, puesto que estas operaciones están destinadas a salvaguardar el orden del despacho de los títulos -cuando ese despacho sea posible -y el principio de prioridad de modo que, posteriormente, una vez restablecido el sistema informático, se pueda reconstruir digitalmente el libro de entrada y los asientos del libro diario sin ningún peligro de alteración del principio de prioridad.

En cuanto al modo de operar en aquellos casos en los que se dé el supuesto previsto en el art 241, esto es “cuando concurra causa técnica justificada que impida al registrador durante más de seis horas acceder al sistema informático podrán realizarse las operaciones registrales imprescindibles de forma manual y en soporte papel, que será llevado en el plazo más breve posible a soporte electrónico”, partiendo de que por operaciones registrales imprescindibles deben entenderse de manera exclusiva las encaminadas a salvaguardar la prioridad, es decir, los asientos de presentación, la registradora o registrador debe procederse a solicitar con carácter urgente a la Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública la inhabilitación del registro a efectos de entrada de documentos y emisión de publicidad, así como comunicar esta solicitud al CORPME. En tanto se acuerde la inhabilitación por el centro directivo, se procederá a incorporar en folios correlativos de papel DIN A4, de modo mecánico o manuscrito, debidamente numerados y sellados, la relación de los documentos que pretenden acceder al registro señalándose la hora de su acceso, siendo dichos folios autenticados mediante la firma manuscrita del registrador. Una vez restablecido el sistema y trasladados los asientos a soporte electrónico, se archivarán los folios en el legajo electrónico, procediéndose a la destrucción del soporte físico.

 

 

2.- Ni la dicción literal del artículo 239 ni la del artículo 241 en su redacción dada por la Ley 11/2023, de 8 de mayo, ni su interpretación sistemática en relación con el resto de normas de la Ley Hipotecaria, en particular el artículo 238, ni los antecedentes históricos, ni los antecedentes parlamentarios, ni la legislación en vigor sobre reconstitución de Registros destruidos, permiten llegar a una interpretación en relación con ambas normas que justifique, como pretenden los consultantes, tener “en la oficina y bajo su custodia, adicional y complementariamente, una copia en formato no electrónico firmada por el registrador del historial registral de los asientos electrónicos para estos exclusivos efectos y finalidad de poder garantizar el servicio público registral en el supuesto del artículo 241 LH-así como para la del artículo 239 LH […] para la restauración de los asientos electrónicos-“. Además, la copia impresa de los asientos electrónicos, al no poder ser comprobada su autenticidad, carecería completamente de valor y eficacia, suponiendo un potencial riesgo de custodia no previsto en la ley, incluso desde el punto de vista de la protección de datos personales.

Firmado electrónicamente por la Directora General de Seguridad Jurídica y Fe Pública, María Ester Pérez Jerez

REGIS PRO. es © 2014