REGIS PRO. es

_______Contenidos útiles para la práctica registral._______Edita: Joaquín Delgado (Registrador de la Propiedad y Notario)

TITULAR:

ART 53 RD 1093/1997: CUOTAS INDIVISAS CON ASIGNACION GARAJES/TRASTEROS Y ZONAS COMUNES: su anómala previsión reglamentaria y la doctrina DG al respecto es contraria a las Leyes.

Contenido:

CUOTAS INDIVISAS CON ASIGNACION DE PLAZAS DE GARAJE CONCRETAS.

SU ANÓMALA PREVISIÓN REGLAMENTARIA RESULTA CONTRARIA A NORMAS LEGALES IMPERATIVAS

 

 

SUMARIO: En este artículo se razona que a pesar de su previsión reglamentaria, esta figura no debería utilizarse por contraria a normas legales imperativas. 

 

 

REGIMEN JURÍDICO

 

 

* 1.- NORMAS DE RANGO MERAMENTE REGLAMENTARIO

 

* El articulo 53 del RD 1093/1997

“Para inscribir los títulos de división horizontal o de modificación del régimen ya inscrito, se aplicarán las siguientes reglas:

(…) a) Cuando el objeto de la transmisión sea una participación indivisa de finca destinada a garajes, que suponga el uso y disfrute exclusivo de una zona determinada, deberá incluirse en el título la descripción pormenorizada de la misma, con fijación de su número de orden, linderos, dimensiones perimetrales y superficie útil, así como la descripción correspondiente a los elementos comunes.

* El art 68 del Reglamento Hipotecario (redacción tras su anulación parcial por el TS)

La inscripción de la transmisión de una cuota indivisa de finca destinada a garaje o estacionamiento de vehículos, podrá practicarse en folio independiente que se abrirá con el número de la finca matriz y el correlativo de cada cuota.

La apertura de folio se hará constar por nota al margen de la inscripción de la finca matriz.

 

* 2.- DOCTRINA DE LA DGRN/DGSJFP

Dice la DG que:

“Distinta de la «subdivisión horizontal» es la «comunidad funcional» regulada por los artículos 68 del Reglamento Hipotecario y 53, regla b), del Real Decreto 1093/1997, de 4 de julio, a las cuotas indivisas de las fincas registrales destinadas a garaje o estacionamiento de vehículos con asignación de uso exclusivo, y que este Centro Directivo ha extendido únicamente a las fincas registrales destinadas a trasteros.”

Que ello “revela la intención del legislador de reducir las comunidades funcionales a estos tipos de elementos.”

Y que “Por tanto, se entiende que el citado artículo reglamentario constituye una excepción a la regla general de la configuración jurídica de las subcomunidades”

(extracto de la resolución DGSJFP de 18 de octubre de 2021)

 

 

* 3.- NORMAS DE RANGO LEGAL

 

* CÓDIGO CIVIL: Art 396 Código Civil:

Los diferentes pisos o locales de un edificio o las partes de ellos susceptibles de aprovechamiento independiente por tener salida propia a un elemento común de aquél o a la vía pública podrán ser objeto de propiedad separada, que llevará inherente un derecho de copropiedad sobre los elementos comunes del edificio, que son todos los necesarios para su adecuado uso y disfrute …

Las partes en copropiedad no son en ningún caso susceptibles de división y sólo podrán ser enajenadas, gravadas o embargadas juntamente con la parte determinada privativa de la que son anejo inseparable.

En caso de enajenación de un piso o local, los dueños de los demás, por este solo título, no tendrán derecho de tanteo ni de retracto.

Esta forma de propiedad se rige por las disposiciones legales especiales y, en lo que las mismas permitan, por la voluntad de los interesados.

 

* Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre propiedad horizontal.

 

* Artículo primero.

La presente Ley tiene por objeto la regulación de la forma especial de propiedad establecida en el artículo 396 del Código Civil, que se denomina propiedad horizontal.

A efectos de esta Ley tendrán también la consideración de locales aquellas partes de un edificio que sean susceptibles de aprovechamiento independiente por tener salida a un elemento común de aquél o a la vía pública.

 

* Artículo segundo.

Esta Ley será de aplicación:

  1. a) A las comunidades de propietarios constituidas con arreglo a lo dispuesto en el artículo 5.
  2. b) A las comunidades que reúnan los requisitos establecidos en el artículo 396 del Código Civil y no hubiesen otorgado el título constitutivo de la propiedad horizontal.

Estas comunidades se regirán, en todo caso, por las disposiciones de esta Ley en lo relativo al régimen jurídico de la propiedad, de sus partes privativas y elementos comunes, así como en cuanto a los derechos y obligaciones recíprocas de los comuneros.

(…)

 

* Artículo quinto.

El título constitutivo de la propiedad por pisos o locales describirá, además del inmueble en su conjunto, cada uno de aquéllos al que se asignará número correlativo. La descripción del inmueble habrá de expresar las circunstancias exigidas en la legislación hipotecaria y los servicios e instalaciones con que cuente el mismo. La de cada piso o local expresará su extensión, linderos, planta en la que se hallare y los anejos, tales como garaje, buhardilla o sótano.

En el mismo título se fijará la cuota de participación que corresponde a cada piso o local, …

 

 

* LEY HIPOTECARIA:

 

* Artículo 8:

Se inscribirán como una sola finca bajo un mismo número:

Cuarto.–Los edificios en régimen de propiedad por pisos cuya construcción esté concluida o, por lo menos, comenzada.

En la inscripción se describirán, con las circunstancias prescritas por la Ley, además del inmueble en su conjunto, sus distintos pisos o locales susceptibles de aprovechamiento independiente, asignando a éstos un número correlativo, escrito en letra y la cuota de participación que a cada uno corresponde en relación con el inmueble. En la inscripción del solar o del edificio en conjunto se harán constar los pisos meramente proyectados.

Se incluirán además aquellas reglas contenidas en el título y en los estatutos que configuren el contenido y ejercicio de esta propiedad.

La inscripción se practicará a favor del dueño del inmueble constituyente del régimen o de los titulares de todos y cada uno de sus pisos o locales.

Quinto.–Los pisos o locales de un edificio en régimen de propiedad horizontal, siempre que conste previamente en la inscripción del inmueble la constitución de dicho régimen.

 

 

* Artículo 29.

La fe pública del Registro no se extenderá a la mención de derechos susceptibles de inscripción separada y especial.

 

* Artículo 98.

… las menciones de derechos susceptibles de inscripción especial y separada … no tendrán la consideración de gravámenes a los efectos de esta Ley y serán cancelados por el Registrador a instancia de parte interesada.

 

*

4.- DOCTRINA DEL TRIBUNAL SUPREMO:

“El Tribunal Supremo, Sala Primera, ha llegado a sostener en sus Sentencias de 16 de mayo de 2006 y 10 de enero de 2008 que en tales casos (transmision de cuota indivisa con asignación de uso privativo de un espacio determinado) la cuota indivisa es meramente instrumental del derecho a utilizar un espacio físico concreto, de forma que lo verdaderamente adquirido, cuando así se configura el derecho (cuota con asignación de plaza o trastero), es la plaza o espacio asignado. …de forma que en la venta de las plazas de garaje o trastero, la indicación de la cuota constituye, según concluye la última Sentencia citada, un elemento para fijar no la medida del uso, que viene determinada por la plaza o espacio asignado según haya quedado delimitado, sino la participación o concurrencia en la organización, en los poderes de disposición y administración y en los gastos de la comunidad.”   (extracto de la resolución DGSJFP de 18 de octubre de 2021)

 

* 5.- CONCLUSIONES:

 

 

* 5.1 DE LAS NORMAS CON RANGO LEGAL SE DEDUCE QUE:

 

Cuando hay distintas plazas de garaje que compartan elementos comunes (zona de acceso, maniobra, etc), de las normas con rango legal, resulta que:

 

1.- Desde el punto de vista sustantivo, sea cual sea la denominación que empleen los interesados, y se haya otorgado o no formalmente el título constitutivo, se aplica imperativamente el régimen jurídico del art 396 del CC y la Ley de propiedad horizontal.

Y tal aplicación procede tanto en “viviendas”, como en locales, aclarando la ley que “tendrán también la consideración de locales aquellas partes de un edificio que sean susceptibles de aprovechamiento independiente por tener salida a un elemento común de aquél o a la vía pública”, lo cual incluye, por ejemplo, plazas de garaje y trasteros.

 

2.- Desde el punto de vista registral, se aplica imperativamente la Ley Hipotecaria que, por el principio de especialidad y claridad registral, y para la necesaria seguridad jurídica, prevé la inscripcion formal de la constitución del régimen de propiedad horizontal en el folio real de todo el conjunto (incluyendo la descripción tanto de elementos comunes como de elementos privativos y sus respectivas cuotas) y además abrir folio real propio a cada elemento privativo en régimen de propiedad horizontal (pero para esto es necesario “que conste previamente en la inscripción del inmueble la constitución de dicho régimen”).

 

3.- Para la constitución formal de dicho régimen “el título constitutivo de la propiedad por pisos o locales describirá, además del inmueble en su conjunto, cada uno de aquéllos al que se asignará número correlativo. La descripción del inmueble habrá de expresar las circunstancias exigidas en la legislación hipotecaria y los servicios e instalaciones con que cuente el mismo. La de cada piso o local expresará su extensión, linderos, planta en la que se hallare y los anejos, tales como garaje, buhardilla o sótano. En el mismo título se fijará la cuota de participación que corresponde a cada piso o local, …”

 

* 5.2. DE LA JURISPRUDENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO SE DEDUCE QUE:

 

En la denominada venta de cuotas indivisas con asignación de uso de un espacio concreto, lo que en realidad se vende es el pleno dominio del espacio concreto privativo, y una cuota de copropiedad en elementos comunes.

Así lo confirma tambien la DGRN-DGSJFP cuando dice que “dentro de los límites de la comunidad de bienes es preciso que las porciones atribuidas carezcan de la autonomía física y económica que les permita ser consideradas como objetos jurídicos nuevos y absolutamente independientes entre sí; toda vez que si tienen tal autonomía se tratará de una verdadera división de fincas cualquiera que sea la denominación elegida por las partes o el mecanismo jurídico en el que se enmarque.” (extracto de la resolución DGSJFP de 18 de octubre de 2021)

 

 

* 5.3 DE LAS NORMAS CON RANGO INFERIOR A LA LEY Y DEL CRITERIO DE LA DGRN/DGSJFP PARECERÍA DEDUCIRSE QUE:

 

De normas con rango inferior a la ley (art 53 del RD 1093/1997) y de la interpretación y aplicación que de ella hace la DGRN/DGSJFP parecería a primera vista:

 

a.- Que se podrían forzar y violentar los conceptos hablando de cuotas indivisas abstractas con asignación de uso de espacios físicos concretos.

 

b.- Que al amparo de esa anómala denominación conceptual, no sería necesario cumplir los citados requisitos legales imperativos, de modo que se pudiera prescindir de la preceptiva y previa inscripción en la finca matriz de la constitución formal del régimen de propiedad horizontal, con la enumeración y especificación de cada elemento privativo y de cada cuota, y la descripción positiva o por exclusión de los elementos comunes (todo lo que no sea expresamente elemento privativo, será elemento común).

 

c.- Que una norma simplemente reglamentaria puede establecer excepciones para inaplicar una norma de rango legal, o que puede vulnerar la definición legal de “locales” (que incluye tambien a garajes y trasteros), para que garajes y trasteros queden excluidos de la definicion y régimen legal imperativo.

 

d.- Parecería a primera vista que según las normas reglamentarias bastara abrir folio real a cada cuota indivisa con asignación del uso de una plaza concreta, de modo que la constitución formal del régimen de propiedad horizontal no conste inscrita en el folio de la finca matriz, y la determinación de los elementos comunes tampoco conste en dicho folio real (bien por descripción positiva, bien por exclusión de todo lo que no sea elemento privativo), sino que la identificación de los elementos comunes sólo se haga constar por simple mención en el folio real de cada cuota indivisa privativa.

 

 

* 5.4. PERO OCURRE QUE:

 

1.- La utilización de la figura de “cuota indivisa con asignación de uso de un espacio físico concreto”, a pesar de su plasmación reglamentaria,  desde el punto de vista de la integridad conceptual, resulta un contrasentido, pues no cabe hablar de cuotas indivisas (que conceptualmente son sólo porciones matemáticas abstractas sin concreción física alguna), con asignación de uso de porciones físicas concretas.

Por eso, el Tribunal Supremo proclama que en tales casos, pese a la denominación empleada por las partes (cuota indivisa con asignación de uso privativo de un espacio concreto), lo que hay en realidad es transmisión de la propiedad de un espacio concreto privativo con cuota de copropiedad en elementos comunes.

 

2.- El propio articulo 53 del RD 1093/1997 reconoce y proclama, tanto en su enunciado como en el comienzo de su redacción, que pese a hablar de “cuotas indivisas“ estamos en realidad ante un supuesto de inscripción de “títulos de división horizontal o de modificación del régimen ya inscrito” por lo que reconoce implícitamente la obligada aplicación de las correspondientes normas legales imperativas reguladoras del régimen sustantivo y registral de la división horizontal.

 

3.- Por tanto, dado que como nos recuerdan tanto el TS como la DGRN/DGSJFP las cosas y las instituciones jurídicas son lo que son en su esencia, con independencia de la denominación con la que se pretendan revestir o disfrazar en algún caso, tal aplicación o supuesta interpretación reglamentaria (prescindir de la previa inscripción formal en el folio de la finca matriz de la constitución formal del régimen de propiedad horizontal y describir los elementos comunes sólo en el folio del elemento privativo) sería:

.-  claramente contraria a las exigencias de normas legales, de rango superior a las meramente reglamentarias

.-  claramente contraria a la prohibición legal de la mera mención en un folio real incorrecto (el de la plaza de garaje) de derechos o regímenes jurídicos susceptibles de inscripción separada y especial en el folio real correcto (el del conjunto inmobiliario)

Nota: Los derechos reales de uso o disfrute, o de cualquier otra naturaleza, sobre una determinada finca registral, han de constar inscritos formalmente en el folio real de esa finca registral que ha de soportarnos, y no estar meramente mencionados en los folios reales de las fincas beneficiarias de tales derechos. Esto ultimo sería una mención de derechos susceptibles de inscripción separada y especial especial que está prohibida por la ley, que no produce efectos jurídicos, y que además sería cancelable (art 29 y 98 LH).

.- es claramente contraria a la seguridad jurídica, y perjudicial para los adquirentes, ya que:

– crea el riesgo posible y hasta probable, de que en cada folio real de cada cuota indivisa se acaben describiendo los elementos comunes de manera diferente.

.- crea el riesgo de que se acaben transmitiendo todas las cuotas indivisas cuando aún quedan plazas de aparcamiento previstas como privativas, (y no se sabría si ello implica convertirlas en elementos comunes o qué) o al revés, de que habiéndose transmitido sólo una parte del total de cuotas indivisas ya se haya asignado el uso de todas las plazas previstas como privativas (y no se sabría sobre qué objeto jurídico recaerían las cuotas indivisas restantes no transmitidas).

.- crea el riesgo de que el vendedor de cuotas indivisas, como sigue siendo titular registral de los elementos comunes, venda voluntariamente su derecho registral (o le sea embargado y enajenado en subasta), de modo que los compradores de cuotas indivisas se queden sin derecho registral alguno sobre los supuestos elementos comunes.

 

Por todo ello o bien la norma reglamentaria (art 53 RD 1093/1997) es nula por ilegal, (art 1 CC) o bien ha de interpretarse de modo acorde a la normas legales de rango superior.

 

4.- Es notoriamente sabido  que la “invención” de la figura de la cuota indivisa con asignación de uso privativo de un espacio físico concreto compartiendo cotitularidad en elementos comunes, es una supuesta creación de “ingeniería jurídica” que obedeció en su origen al simple intento de eludir, mediante mera simulación por cambio de nombre,  tanto el devengo del impuesto de actos jurídicos documentados que corresponde a la constitución en documento notarial del régimen de propiedad horizontal, como la necesaria seguridad jurídica y claridad registral que requiere la correcta configuración jurídica de cualquier comunidad en régimen de propiedad horizontal, así como intentar quelos promotores/vendedores (a menudo predisponentes con condiciones generales de la contratación) de garajes/trasteros puedan eludir pago de los costes fiscales y arancelarios que les competen y tratar de que los sufraguen los compradores (a menudo consumidores).

 

5.- De hecho, la  sentencia TS de 31-1-2001 anuló por ilegal  todo el párrafo del del art 68 RH relativo a “hacer constar la adscripción del uso y disfrute exclusivo de una zona determinada del garaje o estacionamiento”  y dejó sólo como válido y vigente que “la inscripción de la transmisión de una cuota indivisa de finca destinada a garaje o estacionamiento de vehículos”, (y por tanto, como mera cuota indivisa abstracta sin  hacer constar la adscripción del uso y disfrute exclusivo de una zona determinada) “podrá practicarse en folio independiente que se abrirá con el número de la finca matriz y el correlativo de cada cuota” y que “la apertura de folio se hará constar por nota al margen de la inscripción de la finca matriz” , todo lo cual sí que es perfectamente legal. .

Lo más curioso e irónico del caso es que a los impugnantes en su día contra el art 68 RH (dos asociaciones notariales) lo que les molestaba y querían combatir era la seguridad jurídica que aportaría la exigencia de un plano, y no la inseguridad jurídica que provocaba una anómala figura que había sido creada precisamente por la práctica notarial (cuotas indivisas con asignación de espacios fisicos concretos y regimen de comunidad no inscrito debidamente en la finca matriz sino ilegalmente mencionado en el elemento privativo).   Pero, paradojas del destino, el TS no sólo anuló la exigencia reglamentaria del plano, sino todo el párrafo relativo a la posibilidad de “hacer constar la adscripción del uso y disfrute exclusivo de una zona determinada”

Y la única razón por la que el Tribunal Supremo no ha anulado también la análoga (e incluso agravada) previsión contenida en el art 53 del RD 193/1997 es simplemente que este precepto no fue impugnado directamente en su momento, si bien siempre es posible el recurso indirecto, (véase la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-administrativa) y, en todo caso, en virtud del principio constitucional de jerarquía normativa, una norma reglamentaria ilegal por contraria a normas legales imperativas debe ser tenida por carente de validez y ser inaplicada incluso aunque aún no haya sido formalmente expulsada del ordenamiento jurídico por el órgano del Estado competente para ello (el TS mediante su anulación, o el Gobierno mediante su derogación).

 

* 6.- POSIBLE NOTA DE CALIFICACIÓN:

(tras transcribir los fundamentos y razonamientos jurídicos que antedecen)

EN EL CASO QUE NOS OCUPA, se pretende la inscripción de la transmisión de supuestas “cuotas indivisas” de la finca matriz con asignación a cada cuota del uso privativo de espacios físicos concretos, y compartiendo espacios físicos comunes, pero sin la previa y obligada constitución formal del régimen de propiedad horizontal y sin la previa y obligada inscripción de tal régimen en el folio real de la finca matriz o conjunto, sino haciendo una mera mención ilegal en el folio real que se abra a cada cuota o  elemento privativo acerca de cuáles sean los supuestos elementos comunes compartidos.

Por tanto, se suspende la inscripción pretendida por resultar ello contrario a normas imperativas de rango legal, tal y como se ha argumentado más arriba, contrario a la seguridad jurídica, a la necesaria claridad y precisión de los asientos registrales y perjudicial para los adquirentes.  (art 1 y 396 CC, art 1 y ss Ley Propiedad Horizontal, articulos 8, 29 y 98 de la Ley Hipotecaria).

 

En cuanto a la violación de normas legales imperativas: 

.- El articulo 396 CC, la Ley de propiedad horizontal y la ley hipotecaria se aplican de modo imperativo.

.- Su aplicación imperativa se extiende tanto a las comunidades o subcomunidades integradas por viviendas, como por locales, entendiendo por locales, según definición legal expresa, “aquellas partes de un edificio que sean susceptibles de aprovechamiento independiente por tener salida a un elemento común de aquél o a la vía pública” lo cual incluye sin duda también a los garajes y trasteros.

.- La interpretación de la DGRN/DGSJFP según la cual la aplicación de los artículos 68 del Reglamento Hipotecario y 53, regla b), del Real Decreto 1093/1997 en el caso de garajes y trasteros “constituye una excepción a la regla general de la configuración jurídica de las subcomunidades” y “revela la intención del legislador de reducir las comunidades funcionales a estos tipos de elementos”, es claramente incongruente,  por lo siguiente:

Si una norma con rango de ley establece una regla general imperativa y otra norma tambien con rango de ley establece una excepción a la regla general imperativa, los actos amparados en esta ultima serían en principio válidos (salvo que se estime la existencia de fraude de ley, en cuyo caso “los actos realizados al amparo del texto de una norma que persigan un resultado prohibido por el ordenamiento jurídico, o contrario a él, se considerarán ejecutados en fraude de ley y no impedirán la debida aplicación de la norma que se hubiere tratado de eludir” ex art 6.4 CC)

Pero sin una norma con rango meramente reglamentario pretende introducir una excepción a la aplicación de la regla general imperativa impuesta por una norma con rango de ley, el principio constitucional de jerarquía normativa, plasmando incluso antes de la Constitución en el artículo 1 del Código Civil, impone que “carecerán de validez las disposiciones que contradigan otra de rango superior”

Además, si el ámbito de aplicación de la norma legal imperativa se extiende a tanto a comunidades o subcomuniades de viviendas como de locales, y se da una definición con rango de ley por la cual el término “locales” incluye tambien garajes y trasteros, cualquier norma reglamentaria que pretenda excluir garajes y trasteros de ese régimen legal imperativo carecerá de validez por contradecir a la ley.

 

En cuanto a la prohibición de efectuar menciones de derechos susceptibles de inscripción separada y especial, conforme al art 29 y 98 LH:

La propia doctrina de la DGSJFP (ver resolución de11-2-2021) establece que “La proscripción registral de las menciones está, por tanto, claramente asentada en la Ley” y que “la indicación que en la descripción de la finca se hace en el título presentado a que pertenece a un régimen de propiedad horizontal que no se encuentra constituido ni inscrito, es evidentemente una mención en el sentido técnico-hipotecario antes expuesto” … “A lo que cabe añadir que ya se excluyó en Resolución de este Centro Directivo de 2 de junio de 2020… la pretensión de constituir un régimen de propiedad horizontal sin los requisitos necesarios para ello.”

 

Argumento adicional (cuando proceda): (caso de ventas por promotores predisponentes a consumidores):

En el presente caso, el propietario del inmueble destinado a diversos garajes/trasteros es una entidad mercantil, que está efectuando sucesivas y numeros ventas de garajes/trasteros concretos a consumidores, incluyendo en tales ventas estipulaciones comunes en todas ellas a modo de condiciones generales predispuestas, para que en lugar de cumplir normas legales imperativas (constituir e inscribir primero una subcomunidad horizontal en regla, con perfecta delimitación ab initio de cuales son los elementos privativos, y por exclusión, cuales los comunes, y la cuota de los primeros en los segundos), lo que se pretende es aplicar una formula ilegal en perjuicio de los consumidores adquirentes de garajes/trasteros concretos, por lo siguiente:

.- Los supuestos elementos comunes siguen siendo titularidad registral privativa del vendedor predisponente, por lo que en caso de embargo y enajenación forzosa , o de venta voluntaria fraudulenta, los consumidores compradores de garajes/trasteros concretos se quedarían registralmente sin esos elementos comunes, y por tanto, sus garajes/trasteros quedarían sin acceso ni salida al exterior.

.- El vendedor predisponente está, de facto, eludiendo sufragar los gastos correspondientes a la correcta y legalmente imperativa constitución e inscripción del régimen de propiedad horizontal (impuesto de actos jurídicos documentados, arancel registral por inscripcion de dicho régimen en la finca matriz y por apertura de folio separado para cada elemento privativo, etc), lo cual entra en colisión con el articulo 89 del TR eal Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, conforme al cual es nula por abusiva “La estipulación de que el consumidor ha de cargar con los gastos derivados de la preparación de la titulación que por su naturaleza correspondan al empresario (obra nueva, propiedad horizontal).

Argumento adicional: cuando proceda:

.- Por otra parte, si la opción de pretender utilizar formulas o configuraciones jurídicas contrarias a la legalmente imperativa, (y en su caso, recurrir contra calificaciones registrales como la presente que sí defienden la aplicación imperativa de la ley y la seguridad jurídica),  hubiera sido fruto del asesoramiento (o actuación directa en caso de recurso), del funcionario autorizante del documento, tal asesoramiento (o actuación procesal directa) se realizaría en beneficio exclusivo del predisponente y en perjuicio directo del consumidor, lo que colisiona con el deber legal de imparcialidad del autorizante, y con el deber de asesoramiento especial a la parte contratante más débil.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Related Posts

REGIS PRO. es © 2014